top of page
Buscar
  • Foto del escritorEDAP

Inicio del nuevo año escolar 2020-2021



El inicio del nuevo año escolar 2020-2021, postergado oficialmente para el 2 de noviembre, implica un reto, no solo para las autoridades y las escuelas, sino también para los padres.

Demanda una preparación para los cuales no necesariamente los padres están en capacidad de afrontar, pues estos tienen sus propias responsabilidades laborales. Especialmente en el caso de niños/as preescolares y del primer ciclo de básica que requieren de tiempo para conectarse con ellos de manera virtual y acompañarlos. Implica, además, ayudarlos a realizar tareas y explicarles lo que no entienden.


Este acompañamiento no se limita solamente en el aspecto académico, sino también en la parte conductual. Los niños en esta etapa de desarrollo suelen ser inquietos, y tienen mucha necesidad de movimiento. Su lapso de atención es corto, por lo cual cambian rápido de una actividad a otra.


Muchos padres no entienden que esto es algo propio de la edad y piensan que su hijo/a lo hace para molestar, no obedecen o que tiene problemas de conductas. Igual los padres tienen sus propias cargas emocionales generados por la incertidumbre de la actual situación del Covid-19, lo cual los hace más vulnerables y menos tolerantes con sus hijo/as.


Los niños también experimentan ansiedad y depresión porque nada es como antes. Pueden estar más sensibles, lloran con facilidad, más pleitos entre los hermanos, dificultades para dormir o comer, etc.


Algunas recomendaciones para estos padres:


  • Busque un espacio fijo donde su hijo/a se conecte todos los días para recibir las clases. Preferiblemente debe ser un espacio donde no haya mucho tránsito de personas, adecuada iluminación y ventilado.

  • Adecúe ese espacio y ponga letreros tales como “2do grado de Jaime”, letras del abecedario, números, etc.

  • Ponerle su uniforme para recibir las clases.

  • Tener todo los materiales y útiles que va a necesitar.

  • En los recesos, darle merienda y llevarlo al baño.

  • Cuando termine las clases, retire los letreros. Esto ayudará a que su hijo/a se ubique en el tiempo y espacio, (estoy en clases y luego estoy en el comedor).

Para terminar, los padres deben recordar que con su conducta le están modelando a sus hijos y estos a su vez aprenderán a reaccionar de determinada manera ante las situaciones. Si reaccionan con violencia, aprenderán a responder con violencia, si le hacemos los deberes escolares, aprenderán a no ser responsables de sus obligaciones y se quedarán rezagados en el proceso de enseñanza-aprendizaje, si descalificamos la escuela le estamos enseñando a no importantizar su educación.


Acerquese a sus maestr@s cuando necesite ayuda o su niño/a no entiende algo o no usted no sepa cómo explicarle.


Escrito por:

Jeanette Slagt

Psicóloga Educativa, Gerente General EDAP


17 visualizaciones0 comentarios
bottom of page